El tratamiento de coating cerámico es una de las mas recientes apariciones para los amantes de los coches. Son productos más avanzados tecnológicamente en términos de protección y es un recubrimiento o capa protectora. Los productos de protección están basados en ceras naturales o sintéticas o bien en productos basados en polímeros.

El tratamiento de coating cerámico pueden aplicarse sobre diferentes superficies de un vehículo, no sólo sobre la pintura, es decir, puede aplicarse sobre llantas, cristales, faros e incluso cuero.

¿Cómo funciona el tratamiento?

La composición del tratamiento suele estar compuesto de manera principal por Dióxido de Silicio, es decir, está compuesto de cuarzo. No obstante, los más avanzados son híbridos de Perhidropolisilazeno. Para que sea posible su aplicación, vienen mezclados con disolventes que ayudan a la aplicación uniforme sobre la superficie.

Una vez que los disolventes se evaporan en contacto con el oxígeno del aire se cristaliza formando una capa protectora extremadamente dura y muy duradera. Gracias a su propiedad de aumentar la dureza total de la capa de pintura y su espesor aumenta la protección y así la durabilidad de la misma. Y no sólo es eso, si no que otra de sus ventajas es la resistencia estructural de la capa del cuarzo que no se descompone su integridad con detergentes agresivos, excrementos de pájaros…

Propiedades del tratamiento de coating cerámico

  • Auto-limpieza. Gracias a sus compuestos repelen muy bien el agua y el polvo, pues son hidrófobos. Es decir, un vehículo tratado permanece más tiempo limpio que uno sin tratar. Y no sólo eso, si no que cuando vayamos a lavar el vehículo, nos va a facilitar la limpieza a no quedarse adherida la suciedad a la superficie.
  • Anti-arañazos. Gracias a su dureza y resistencia evita parte de los swirls generados durante el lavado.
  • Alta durabilidad. Su duración oscila entre 1 o 2 años dependiendo del producto, el número de capas, etc.
  • Acabado brillante. Su acabado puede llegar a superar a algunas ceras de carnauba, siendo, además, más duradero.
  • Anti- arañazos. Su resistencia y dureza le hace evitar parte de los los swirls que se pueden generar durante el lavado.

El tratamiento de aplicación es ligeramente más complicada que una cera. Básicamente, requiere una limpieza profunda de la pintura, descontaminado e incluso recomendable pulir la pintura aunque no es estrictamente necesario.

Después, se debe seguir unas instrucciones estrictas que varían según el fabricante. El producto debe aplicarse de forma correcta, pues una vez curado, sólo un polish de corte es capaz de eliminar una capa de coating.

¿Podría interesarme colocar coating en mi vehículo?

Depende de cada persona y su vehículo. Si tenemos en cuenta las ventajas frente a ceras y selladores, se puede afirmar que tienen mejores prestaciones. Como desventaja, su preparación es más delicada y más laboriosa, provocando que es coste sea superior. Respecto a su acabado, la cuestión varía según los gustos de cada cual, pero la calidez y efecto mojado de una buena cera natural es insuperable según los gurús del detailing.

Es resistente a los excrementos de pájaro

El tratamiento es resistente a las marcas que dejan en la pintura los excrementos de pájaro, aunque todo dependerá del número de capas, el tipo de pájaro, el tiempo de permanencia del excremento sobre el coating cerámico, si al vehículo le ha dado el sol, etc.